Callos con garbanzos ultramegasuperrápidos

Plato recomendado para cuando llegas a casa cansado y hambriento y no tienes nada preparado. Se trata de tener siempre en la despensa una lata de callos y un bote de garbanzos de calidad. Da para dos, quizá tres, raciones.

Ingredientes

  • una lata (380 gramos) de callos a la madrileña
  • un bote (500 gramos) de garbanzos cocidos
  • especias para callos o comino molido
  • pimentón picante
  • medio vaso de agua
  • pan fresco y vino tinto

Preparación

Lo primero, lavarse las manos.

Abrir la lata de callos y echar su contenido en una cazuela y poner a fuego lento.

Extraer los garbanzos del bote, lavarlos con agua tibia y, escurridos, añadirlos a los callos.

Cortar con una tijera, en la misma cazuela, los trozos más grandes de callos.

Espolvorear un poco de especias para callos o, en su defecto, comino molido y, opcionalmente y al gusto, pimentón picante o cayena molida.

Añadir medio vaso de agua, o menos, y aguardar a que el mejunje tome calor sin llegar a hervir.

Servir en plato hondo y acompañar con crujiente pan fresco y vino tinto.


Marmitón Miranda

Ensalada de garbanzos con bonito

Ingredientes

  • un bote (500 g) de garbanzos cocidos
  • una lata (115 g) de bonito del norte en aceite de oliva
  • una bolsita (100 g) de aceitunas verdes con hueso
  • un pimiento morrón asado de bote
  • cebolla, pimiento verde largo, perejil
  • aceite de oliva, vinagre de Jerez, mostaza dulce, sal

Preparación

En un bol echa el contenido de la lata de bonito con su aceite y desmenúzalo con un tenedor de modo que queden trozos grandes.

Pasa los garbanzos por un agua y mézclalos con el bonito.

Corta un trozo de cebolla, el equivalente de dos cucharadas, y pícala muy fina. Corta un poco de pimiento verde en juliana o en trozos pequeños. Escurre un pimiento morrón asado y troceálo, ni pequeño ni grande. Todo ello, al bol.

Escurre la bolsa de aceitunas; lanza las aceitunas al bol, y la bolsa, junto con la lata del bonito y la tapa del bote de garbanzos, deposítalas en la bolsa de los plásticos para reciclar. El bote, con el cristal.

Sala moderadamente y pon el bol con la ensalada en la nevera durante media hora y sácalo diez minutos antes de servir.

Prepara una vinagreta con media cucharada de mostaza dulce o bávara, media cucharada de vinagre y tres cucharadas de aceite de oliva. Es mejor poner la mostaza (que suele estar en la nevera) en el cuenco donde se va a hacer la vinagreta tiempo antes de hacerla para que se ponga a temperatura ambiente y mezcle mejor con el aceite.

Quítale los tallos a una rama de perejil, dejando solo las hojas, y pícalas.

Luego saca la ensalada de la nevera, dejála unos 10 o 15 minutos, añade el perejil y alíñala con la vinagreta justo antes de servirla.


Marmitón Miranda