Puré de calabaza y calabacín

Puré de verduras sin sofrito

Ingredientes

  • una calabaza tipo violín
  • un calabacín
  • un puerro pequeño
  • una ramita de apio blanco
  • entre un vaso y medio y dos vasos de agua, 300/400 mililitros
  • un chorro de aceite de oliva virgen del bueno

Preparación

Lo primero, lavarse las manos.

Cortar la calabaza por la mitad a lo ancho y luego a lo largo, quitarle la piel y las semillas y trocearla bastamente. O bien, una vez cortada, cocerla entre unos cinco y diez minutos para que la carne se separe más fácilmente de la piel, y trocearla después, En cualquier caso echarla troceada en la olla rápida.

Lavar el calabacín, quitarle ambos extremos, trocear, y a la olla.

Quitarle la raíz al puerro y todo lo verde y la capa externa, trocear, y a la olla.

Elegir una rama blanca de apio, no muy grande, lavarla, cortarla finamente, como si fuera salchichón, para que luego no queden hilillos al pasar por la batidora, y a la olla.

Añadir el agua y un buen chorro de aceite. Cerrar la olla y cocer durante 5 minutos en la posición 1.

No es necesario que lleve mucha agua pues las verduras sueltan la suya. Imprescindible el buen chorro de aceite de oliva virgen.

Abrir la olla, comprobar con una espátula de madera que todo está bien cocido, deshaciendo los trozos más grandes, y pasar a un recipiente adecuado para la batidora de mano.

Ir triturando en la posición más lenta de la batidora hasta alcanzar la textura deseada. En caso de querer que quede más fino, como una crema, darle unos segundos más a la máxima velocidad.

Y listo para servir.

Quedará un puré de color naranja oscuro, debido a la piel del calabacín. Si lo queremos más naranja, quitarle la piel al calabacín, pero realmente no es necesario.

Para un puré de verduras verde, que te quiero verde, substituir la calabaza por una o dos zanahorias y unos manojos de espinacas bien lavadas y añadirlas, troceadas que no picadas, cuando el agua comience a hervir. Añadir también unas ramas de perejil.


Marmitón Miranda

Revuelto de judías amarillas

con huevo duro y vinagreta

Ingredientes para cuatro personas

  • ½ kg de judías planas amarillas
  • 4 huevos

Para la vinagreta

  • medio manojo de perejil de hoja fina
  • media cebolla dulce pequeña
  • una cucharadita de mostaza suave (inglesa o alemana)
  • una cucharadita de vinagre de vino
  • seis cucharadas de aceite de oliva suave
  • sal

Preparación

Lo primero, lavarse las manos.

Lavar y cortar las judías en trozos de entre centímetro y medio y dos centímetros. Poner medio litro de agua con sal en la olla rápida y añadir las judías cuando hierva. Cerrar y cocer durante unos 10 minutos.

Mientras, aparte, cocer los huevos y reservarlos.

Y después preparar la vinagreta:

Picar muy finamente la cebolla.
Retirar los tallos al perejil y picarlo también fino pero no tanto.
Mezclar en un cuenco, con varillas, la mostaza y el vinagre.
Añadir la cebolla picada y mezclar.
Ir incorporando el aceite lentamente al tiempo que se remueve con las varillas.
Salar y finalmente añadir el perejil picado.

A continuación quitar la cáscara a los huevos y trocearlos bastamente con un tenedor, dejando trozos más finos y más gruesos.

En su momento escurrir las judías, agregar el huevo y la vinagreta, revolverlo todo y servir.


Marmitón Miranda